Las reproducciones que eran inapropiadas fueron consideradas como un acto “no inteligente, ni divertido”, dijo la compañía, según Xataka, ya que aparentemente las patinetas fueron hackeadas.

Estos mensajes sonaban cuando los usuarios terminaban un viaje, o simplemente, cuando estaban bloqueados.

Entre ellos se escuchaban: “no me lleves por ahí. No me gusta que me monten”, “Está bien, si vas a montarte sobre mi cu**, por favor, tírame del pelo, ¿ok?”.

De acuerdo con el gerente de asuntos públicos de Lime, Nelson Savanh, los audios habrían sido intercambiados por “vándalos” físicamente.

Xataka explica que los sujetos accedieron al puerto para cargar los archivos de audio para subir el contenido inapropiado, y que no hay ningún riesgo para los usuarios ya que no interfirieron en sus sistemas operativos.