Uno de los problemas se conoció por Steve Kovach, un periodista de CNBC, quien en su cuenta de Twitter mostró cómo el dispositivo en una de sus mitades no funcionaba como debería.

Pero eso no es todo, diferentes usuarios reportaron que la pantalla se les había roto.

Aparentemente, es un error causado por los mismos propietarios aunque, según ellos, no estaban enterados de que esto podía suceder.

De acuerdo con El Androide Libre, la pantalla Amoled de este smartphone no es de cristal, sino de un polímero que le permite doblarse varias veces en el mismo punto.

Este panel tiene un protector que da la impresión de que se puede retirar sin ningún problema. No obstante, si el usuario lo levanta, la pantalla se rompe.

¿Faltó información?

La compañía de Corea del Sur solo advierte que este protector no se debe retirar en el manual de instrucciones, según XDA Developers, en un texto que dice: “La pantalla principal incluye una capa protectora especial. El desprendimiento de esta o el uso de adhesivos en la pantalla principal, como protectores de pantalla o adhesivos, pueden causar daños”.

Además, Samsung ante las diversas fallas presentadas publicó un comunicado, el cual indica que se están “inspeccionando a fondo todos los equipos para concluir cuál es la causa del problema”, dice The Verge.

Debido a las fallas técnicas, según The Wall Street Journal, la compañía confirmó que el lanzamiento del Galaxy Fold, el cual iba a ser a finales de abril, se retrasará “hasta al menos el próximo mes”.

Cabe mencionar que este terminal del gigante tecnológico llegará con un precio de alrededor de 2.000 dólares (6.000.000 pesos).