Desarrollado por FromSoftware y publicado por Activision, ‘Sekiro: Shadows Die Twice’, un juego de espadachines y shinobis, fue la gran sensación que también logró imponerse al títulos como ‘Control’, ‘Super Smash Bros. Ultimate’, ‘Resident Evil 2 Remake’ y ‘The Outer Worlds’.

Aún así, ‘Death Stranding’, una distopía en la que un hombre tiene la misión de reconectar a una civilización fragmentada por un cataclismo, consiguió el premio a mejor dirección.

El galardón a Mejor juego de carreras o deportes fue para ‘Crash Team Racing Nitro-Fueled’, desarrollado por Beenox y publicado por Activision, que se impuso a colosos como ‘eFootball Pro Evolution Soccer 2020’, ‘F1 2019’ y ‘FIFA 20’.

Fortnite, la sensación multijugador y multiplataforma de tipo ‘battle royale’, ganó en la categoría de ‘mejor juego como servicio’.

En cuanto al Mejor juego para móvil, el ganador fue la versión para teléfonos del clásico ‘Call of Duty’, ‘Call of Duty: Mobile’ de TiMi Studios y Activision.

‘Devil May Cry 5’, de los japoneses Capcom se llevó el premio a Mejor juego de acción, mientras que en la categoría Mejor juego de lucha no hubo sorpresas y se impuso el favorito, ‘Super Smash Bros. Ultimate’, aunque tenía grandes contendores como ‘Dead or Alive 6’, ‘Jump Force’, ‘Mortal Kombat 11’ y ‘Samurai Showdown’.

En la categoría de Multijugador, el premio recayó en ‘Apex Legends’ de Respawn y publicado por EA, y que competía contra ‘Borderlands 3’, ‘Call of Duty: Modern Warfare’, ‘Tetris 99’ y ‘Tom Clancy’s The Division 2’.

La de hoy fue la sexta edición de los “The Game Awards”, considerados “los Óscar” de la industria del ocio digital y herederos de los Spike Video Game Awards (2003-2013), que también premiaban en diferentes categorías a los mejores videojuegos del año.