El jugador conocido como ‘GiantWaffle’ se capacitó durante varios meses para lograr esta meta. El joven ajustó su ciclo de sueño a 5 horas al día, de manera que pudiera jugar 19 horas seguidas, según el medio.

Como en la mayoría de los retos mundiales, Bodine tenía cierto tiempo de descanso para no poner en peligro su salud física y mental; por lo tanto, el ‘gamer’ cumplió las 572 horas jugando de manera no continua, apuntó el portal.

“Transmitir 19 horas al día no es saludable, es muy obvio y lo sé muy bien. Pero cuando se pone en perspectiva, muchas personas que intentan batir récords se esfuerzan hasta el límite de maneras que no se consideran saludables. No es fácil. Nunca fue algo que iba a resultar sencillo”, aseguró Bodine al medio.

Un reporte del portal Kotaku aseguró que Andrew cumplió el récord de juego y transmisión a lo largo de los últimos 30 días del mes de noviembre.

Para establecer la marca, el joven jugó varios títulos, como ‘Red Dead Redemption 2’, ‘Luigi’s Mansion 3’, ‘Escape From Tarkov’, ‘Rocket League’, ‘Factorio’ , ‘Rainbow Six Sieg’, y muchos otros que lo ayudaron a cumplir con las horas requeridas, informó el portal.