Con este pacto la empresa proporcionaría pequeños pagos para muchos propietarios iPhone en Estados Unidos. Además de una mayor compensación para los miembros y abogados nombrados, también cubre a las personas que compraron cualquier producto en la línea de iPhone 6 y 7 que Apple manipuló en secreto para conservar la vida útil de la batería con actualizaciones del software, informó The Verge.

Apple acordó pagar al menos US$ 310 millones, y máximo US$ 500 millones. Los demandantes lo calificaron como “una recuperación excelente”, de acuerdo con las presentaciones judiciales del 28 de febrero, añadió Bloomberg Law.

Lo que sucedió fue que, entre diciembre de 2017 y junio de 2018, se presentaron alrededor de 66 demandas colectivas propuestas contra Apple, alegando que la compañía ralentizó deliberadamente el rendimiento de la batería de teléfonos más antiguos con actualizaciones de software, explicó el mismo medio.

Este acuerdo acoge a los propietarios estadounidenses anteriores o actuales de iPhone 6, 6 Plus, 6s, 6s Plus, 7, 7 Plus y dispositivos SE con iOS 10.2.1 o posterior (para iPhone 6, 6 Plus, 6s, 6s Plus, y dispositivos SE) o iOS 11.2 o posterior (para dispositivos iPhone 7 y 7 Plus), y quién ejecutó estas versiones de iOS antes del 21 de diciembre de 2017, añadió el mismo medio.

Los miembros de la clase recibirán 25 dólares por cada iPhone que posean y los abogados de la clase buscarán hasta el 30% del monto mínimo del acuerdo, precisó Bloomberg.