La molestia del gobernador Caicedo se originó porque el supersalud llegó de sorpresa a la ciudad para intervenir el hospital Julio Méndez Barreneche, el principal centro médico del Magdalena.

Pero cuando Aristizábal salía de allí se encontró de frente con Caicedo, y los dos se enfrascaron en una discusión delante de los medios de comunicación que le estaban pidiendo explicaciones al supersalud por la decisión, según video que compartió Semana.

 “Yo no le puedo avisar a un gobernante que voy a intervenir, las intervenciones no se anuncian y, tranquilo, los hallazgos son de octubre, noviembre y diciembre del año pasado”, le dijo el funcionario.

Caicedo reclamaba, como se escucha en la grabación, que si los hallazgos de presuntas irregularidades fueron descubiertos con anterioridad por qué el procedimiento se llevó a cabo precisamente en este momento de crisis por cuenta de la pandemia.

“Por qué no intervino antes, en enero, febrero, o marzo, por qué no me informó, si usted me dijo a mí, cuando fui a su despacho, que me informaba”, argumentó el gobernador.

“O sea, ¿usted le está entregando el hospital otra vez a la clase política tradicional corrupta del Magdalena?”, preguntó Caicedo, cuestionamiento que se quedó sin respuesta ya que Aristizábal optó por caminar hacia la camioneta que lo esperaba.

Fue en ese momento, como se aprecia en otro video, cuando Caicedo se retiró el tapabocas para exigirle una explicación al funcionario antes de que abordara el vehículo y se retirara de allí.

En medio de este ‘agarrón’, la Superintendencia de Salud emitió un comunicado en el que informó sobre “59 hallazgos que revelan la crítica situación” del hospital, y dijo que esta situación “representa riesgo para la segura prestación de los servicios”.

“No cumple con las condiciones de funcionamiento de los equipos biomédicos, no realiza control al servicio farmacéutico y no garantiza la segregación de residuos”, fueron algunas de las irregularidades que mencionó el organismo.

Sobre esta problemática, el diario El Informador dio a conocer, el pasado 5 de mayo, que las aparentes fallas detectadas en ese hospital “corresponderían a contratos ejecutados y deudas adquiridas por la anterior gerencia”, y que fueron precisamente el gobernador Caicedo y el actual gerente del hospital, Jairo Romo, los que denunciaron las inconsistencias.

Blu Radio agrega que Caicedo también reclamó, en medio de la discusión, que justamente se intervenga el hospital 40 días después de que su administración asumiera el control, y ahora que ya destinó “una millonaria inversión para habilitar unas 100 camas UCI” para atender pacientes en medio de la emergencia por contagios de coronavirus.

Este otro video, que publicó la periodista Camila Díaz, muestra el final de la discusión: