El militar habló sobre varios temas en un video dedicado al presidente, Iván Duque; al ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, y al comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro.

En las imágenes, comenzó por pedirles que revisen “cómo se está empleando la inteligencia militar alrededor de la Fuerza [el Ejército]”.

Según dijo, se está “utilizando de forma inadecuada”, pues algunos generales la estarían aprovechando “como una herramienta sistemática para intimidar a los oficiales” que, como él, no están de acuerdo en hacer cosas que vayan en contravía de la doctrina militar.

Amortegui Gallego comenzó a detallar que cumplió con los protocolos y el conducto regular para denunciar problemas en el Ejército, pero que no se sintió apoyado:

“El año pasado tomé la decisión de hablar con el comandante del Ejército porque se incrementó la intimidación. […] Cuando hablé con él le dije que estos eran los nuevos ‘falsos positivos’ al interior de la fuerza, poniéndole un ejemplo de la gravedad de la situación que estaba hablando. No pasó nada. Él me dijo que iban a iniciar investigaciones y no paso nada… lo que pasó fue que le informaron a los oficiales que yo estaba solicitando investigar y se incrementaron estas persecuciones”.

Luego, afirmó que le escribió a Duque como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, pero que no recibió respuesta porque no “era competencia de él”, pero que en el Ministerio de Defensa tampoco atendieron sus denuncias.

En ese sentido, mostró su decepción por una lucha que le ha tocado llevar solo y por eso responsabilizó de su seguridad, su vida y la de su familia “a estos agentes de contrainteligencia y a estos señores oficiales” ante los que hizo sus denuncias.

Incluso se anticipó a un posible montaje para ensuciar su nombre:

“Yo no pertenezco a grupos de narcotraficantes, ni grupos de extorsionistas; no vendo armas, no vendo municiones y otras cosas como los oficiales que le informé al comandante del Ejército. Nunca he hecho parte de nada ilícito, ningún concierto para delinquir; yo vine a ser soldado, no bandido.  […] De teniente y subteniente, jovencito, me negué a participar en la política de ‘falsos positivos'”.

Amortegui Gallego quiso aclarar todo eso en su video para evitar que si un día le pasa algo, “salgan a decir” que le pasó porque estaba metido con criminales, explicó.

Por eso, el oficial pidió que “termine todo acto de intimidación ordenado por algunos generales y algunos agentes de inteligencia”, pues considera que estos no aplican correctamente las leyes de inteligencia y por eso han “violado sus derechos fundamentales” poniendo en riesgo su vida y la de su familia.

Por último, les hizo una invitación a sus superiores en el Ejército y fue “dar de baja a una cantidad de personas que no son dignos de estar en la fuerza, que son corruptos estrato 20.000”.

Si eso sucediera, afirma, “mejoraría el clima laboral, ayudaría a que la plata de la inteligencia fuera para eso y la plata de la logística llegara a nuestros soldados y automáticamente mejorarían las operaciones”.

Mientras que a Duque le hizo una invitación para “que no le pase lo que está pasando a [Álvaro] Uribe nombrando como héroe a [Mario] Montoya”, y enfatizó:

“No tiene nada de héroe las órdenes que emitía. Matar locos y matar bobos de los pueblos no es ser héroe. Señores generales, a la guerra se va con soldados y no con civiles”.

Horas después de viralizarse el video, el Comando General de las Fuerzas Militares emitió un comunicado en el que confirmó la veracidad del video y ordenó a su área de inspección “recibir la denuncia” del oficial para “confirmar o desvirtuar sus afirmaciones”.

Además, dejó claro que si son ciertas, se deben tomar las actuaciones adiministrativas, o si son falsas se tomarán medidas disciplinarias contra el coronel Amortegui; a quien también se le adelantará un estudio del riesgo en el que podría estar su vida.

Como dato adicional, las FF. MM. afirmaron que en diciembre de 2019 se hizo el estudio de ascenso y que el teniente coronel “no fue considerado al grado de coronel”.

Esta fue la denuncia: