En la grabación se aprecia cuando la mujer camina hasta un punto del conjunto de casas, instala el micrófono y saluda a sus vecinos, decentemente.

Se disculpa por perturbar la “hora del almuerzo” de los residentes, y posteriormente les lanza el insulto por, dice ella, no brindarle ni ” medio vaso de agua”.

“No me gusta arruinar las horas especiales. Entonces, simplemente les quiero decir unas pequeñas palabras. Para mi todos los residentes, sin excepción, todos los residentes de Balcones de Santa Helena son unos hijueputas; y les doy las gracias por arruinarme la paz y la tranquilidad a través de estos largos años, porque desgraciadamente he tenido que vivir largos años en este conjunto. […] Espero que algún día no vayan a necesitar de mí”, dijo la mujer.

La grabación le dio la vuelta a las redes sociales hasta el punto que Balcones Santa Helena fue tendencia durante este miércoles.

No se conoce que respuesta de alguno de los residentes.

A continuación el video viral: