La razón que el trabajador dio, según explicó la mamá en un video publicado en redes sociales, es que esos afectos estaban prohibidos en parejas del mismo sexo, pero sí estaba permitido si se trataba de un hombre y una mujer.

“[…] El encargado [de la piscina] dijo que estaban prohibidas las manifestaciones de afecto que porque entre hombres, ellos dos son pareja, no podía existir ninguna manifestación de afecto. Cuando una pareja heterosexual se estaba besando, le hice el reclamo. Me dijo que no, porque los que sí podían hacerlo era hombre y mujer, pero no dos hombres”, indicó Arce.

La madre mostró al salvavidas, señalándolo como la persona que “discriminó” a su hijo, por lo que el trabajador se defendió diciendo que él solo les dijo que esa manifestación afectuosa entre homosexuales no estaba permitida en la piscina, pero que no discriminó a nadie.

Sin embargo, cuando la denunciante pidió que le mostraran dónde estaba consignada esa prohibición, el salvavidas le dijo que le preguntara a su jefe, cosa que Arce no hizo.

Al respecto, Cafam aseguró, en un comunicado, que se comunicó con los afectados y se encuentra investigando ese caso, para, si es el caso, “se tomen las medidas correctivas a que haya lugar”.