En los últimos días, dos mujeres en Pasto fueron víctimas de inescrupulosos que usurparon sus identidades para ofrecer servicios sexuales que nunca prestaban y engañar a sus clientes.

El primer caso es el de la joven María José Rosero, quien denunció ante la Fiscalía que fotos suyas estaban siendo utilizadas para ofrecer servicios que nunca se terminaban prestando, engañando de ese modo a los interesados.

En su cuenta de Instagram, la modelo de 17 años hizo públicas unas imágenes que muestran cómo una supuesta agencia de damas de compañía llamada “Afroditas Spa” exhibía fotos suyas con otro nombre, ofreciendo servicios en Bogotá.

Haciéndose pasar como un cliente, María José confrontó a los estafadores y obtuvo poco menos que insultos y amenazas, tal como quedó registrado en los audios que recibió por parte de los criminales

“Les comparto esto que me está sucediendo porque sé que muchas chicas tienen sus fotos en redes y pueden ser las próximas víctimas. Por eso quiero que esto llegue a muchas personas. Eso me ayudaría a mí y, quizás, a ti también”, expresó María José por medio de su perfil de Instagram.

Pero de tramposos que actúan desde la clandestinidad no se salvó ni la reina del Carnaval de Negros y Blancos, Valentina Cortés, quien le contó a Pulzo cómo, en un abrir y cerrar de ojos, habían creado un perfil falso en Instagram y una cuenta de OnlyFans con fotos suyas.

“Personas conocidas mías me informaron de la existencia de ese perfil falso. Yo esa cuenta no la podía ver desde mi página porque me tenían bloqueada. Tan rápido como pude, logré por medio de denuncias que el falso perfil fuera restringido por Instagram. Desde la cuenta de una amiga, me di cuenta que tenían en esa página casi todas mis fotos”, relató.

Cortés nunca logró dar con los responsables pero hizo énfasis en la necesidad de tener cuidado con los perfiles públicos para evitar este tipo de hechos.