Litwicki, autor del libro ‘Bogotano por accidente’, contó en su cuenta de Twitter que dejó parqueado su carro en una zona “decente” de Bogotá, por una hora, y cuando volvió le faltaba una llanta.

“Es decir, esto es lo que pasa si tienes la suerte de interrumpirlos [a los ladrones] antes de que se lleven las otras 3 [llantas]”, dijo el escritor, mostrando la fotografía que abre esta nota.

El estadounidense, también profesor de lingüística, reprochó que algunos colombianos lo reponsabilizaron a él por dejar su vehículo en la calle.

“La reacción estándar de los colombianos es señalar que eres un idiota por dejar tu auto desatendido incluso por 3 minutos”, escribió en otro trino, y agregó, como se lee a continuación, que en Colombia “siempre es culpa de la víctima, aquí no hay perpetradores”.

El estadounidense se suma a las ciento de víctimas que han vivido en carne propia la inseguridad en Bogotá, que según la alcaldesa Claudia López no es más que  una cuestión de percepción de los ciudadanos.

Lo cierto es que cada vez son más frecuentes las noticias sobre robos en Bogotá; algunos casos más violentos que otros, pero que igual le impiden a los habitantes de la capital transitar con confianza.