La usuaria, identificada como María Camila Cristo, difundió imágenes en Twitter del chat que tuvo con el ‘rappitendero’. Ahí, ella le decía que el mercado que había solicitado a través de la plataforma era para que el domiciliario lo disfrutara con su familia.

El hombre le agradeció a la joven, pero aprovechó para cambiar un atún, que ella había incluido, por una botella de Wiski de 18 años.“Tú nuevo total es de 488.730” pesos, se lee en la conversación publicada por Cristo.

“Solicité un pedido a Rappi Colombia quise tener un buen acto de buena para ayudar y el señor que tomo el pedido se aprovechó de esto para realizar más compras que yo en ningún momento autorice y me estafo (SIC)”, trinó la joven.

Cuando la usuaria le hizo el reclamo al domiciliario, él le dijo que se trataba de una “falla” y que iba a llamar a la aplicación. Las imágenes no muestran más de la conversación; sin embargo, la joven aseguró en Instagram que se comunicó con Rappi y que le estaban “solucionando todo”.

Pulzo intentó comunicarse con la aplicación, en la noche de este martes, para conocer su versión sobre este episodio, pero no hubo respuesta.

Instagram
Instagram