En sus declaraciones, recogidas por Caracol Radio, también disipó algunas especulaciones que se han tejido sobre su futuro.

Preguntado, por ejemplo, por qué pasaría si le ofrecieran el Ministerio de Justicia, respondió: “[Risas] Yo le tengo que seguir sirviendo a Colombia desde la academia. Obviamente paso al retiro a escribir los libros que no he podido terminar”.

Explicó que uno de ellos será sobre el tema de la paz y del orden jurídico de la paz. “Yo creo que tiene que escribirse en Colombia sobre las luchas que libramos para que el acuerdo de paz no fuera el lavado de activos más grande en la historia de la humanidad”, dijo en la emisora.

“Pero la Constitución felizmente nos prohíbe volver a un cargo en el curso de los próximos años”, agregó Martínez. “De manera que bienvenidas esas inhabilidades para volver a la academia, a escribir y, sobre todo, al ‘abuelazgo’, que ya me llegó en tiempos”.

Aunque no precisó esta segunda idea sí recordó una anécdota que tuvo hace pocos días: “Estuve en el exterior y al llegar a una ventanilla me dijeron ¿el señor es de la tercera edad? Y me ofendí notoriamente. Le dije: ‘No, señorita. Yo tengo 63 años’. Y la niña de la ventanilla me dijo: ‘Por eso: usted es de la tercera edad y tiene derecho a un descuento del 50 %’”.

“Cuando uno ve a todos estos jóvenes haciendo la transición generacional que en buena hora le llega a Colombia, los que formamos parte del kínder del presidente [César] Gaviria creo que ya empezamos a dar pasos al costado”, continuó el ahora exfiscal.

Dijo, así mismo, que a su sucesor le escribió una carta diciéndole que no desfallezca en varios temas que él dejó iniciados, como ‘Bolsillos de cristal’ para “recuperar el tejido ético de la nación”.

Pero, en las cuentas de Martínez, deja una “agenda grande”: “Segunda fase del ‘Cartel de la toga’, judicializar a los victimarios de nuestros líderes sociales, romper ese entramado de corrupción que hay ligado a las chuzadas ilegales. No desfallezca en todo esto, y siga con Reficar. Siga con Hidroituango, siga con los procesos de la salud, y que están próximos a salir… y ánimo porque la conspiración sigue en marcha”, dijo.

También manifestó que va a abrir una cuenta en Twitter porque tiene que “entrar en comunicación” con la opinión pública nacional.

“Ya desde mi retiro hacia la vida académica quiero seguir emitiendo algunas opiniones”, afirmó, y, de antemano, se dirigió a los usuarios de redes: “A los escritores en Twitter les pido cierta consideración con mi familia, que yo voy es a actuar de manera propositiva opinando sobre lo que ocurre en el país. Y hoy daremos a conocer mi cuenta de Twitter por primera vez en 63 años de vida”.