Una mujer que se identificó como Diana Cortés, de 31 años, habría estado engañando a su esposo durante siete meses al hacerle creer que estaba embarazada, pero todo resultó siendo una mentira que desenmascaró la Policía Metropolitana de Bogotá.

El pasado 22 de abril, la joven, acompañada de su pareja, expuso su caso frente a las cámaras de Noticias Caracol y relató que en un parque del Tintal, en Kennedy, dos hombres la robaron y la golpearon haciéndole perder a su bebé, aunque logró ir a un centro médico en Bogotá para ser atendida.

“Yo me subí al alimentador, me bajé y dos sujetos me abordaron por la espalda y me dijeron que camináramos normal. Ahí fue donde me pegaron y me quitaron mis pertenencias. Uno medía más o menos 1.80, era mono y de ojos verdes; el otro era más bajito y extranjero”, dijo la mujer a las cámaras de ese noticiero.

Aunque ella relató el suplicio que vivió junto a su pareja para interponer la denuncia pertinente explicó que no había sido un trámite fácil porque le decían que era una “caso especial”.

Así fue como esta mujer de 31 años contó su caso provocando gran solidaridad en redes sociales.

Mujer que perdió un bebé en robo estaba mintiendo

Según la Policía de Bogotá, luego de conocer el caso publicado por Noticias Caracol empezaron las investigaciones que en solo un día lograron desenmascarar toda la verdad, pues, dicen desde esa entidad, que la mujer estaba mintiendo.

El coronel Carlos Currea, comandante operativo del Occidente de la capital, dijo a ese mismo informativo que esta joven mintió en todo lo que dijo porque nunca estuvo embarazada y tampoco tuvo ningún aborto provocado por un robo.

“Empezamos a indagar e investigar porque ella manifiesta que fue a la Clínica del Occidente, pero, al hacer las consultas respectivas, nos damos cuenta que esta persona no se presentó a ese lugar y que no hubo aborto”, dijo el uniformado.

Según dijo el comandante encargado de las localidades de Kennedy y Fontibón, esta mujer dio un falso testimonio y así se lo habría revelado a ellos durante las investigaciones.

“Ella empezó a dar información que no era coherente con respecto al tiempo, modo y lugar sobre un robo de celular y los desplazamientos que había hecho esa noche. Logramos esclarecer que no hubo robo ni aborto. Finalmente, ella manifiesta que simplemente se equivocó y dio un falso testimonio“, explicó.

Hasta el momento la joven no ha dado a conocer su nueva versión por estos hechos, pero ella hasta se había tomado fotos simulando que estaba en proceso de gestación y tenía un golpe en el rostro que también lo mostró a las cámaras de televisión.