En una entrevista con el programa de Vicky Dávila en la revista Semana, la senadora comenzó por recordar algunas de las cosas negativas que dicen en los medios y las redes sociales sobre ella.

Algunas de ellas, según reseñó, dijo que le dicen que es de extrema derecha, loca, bruja, bruta y hasta fea. Sin embargo, dijo que eso la causa gracia: “Más risa me da que fea me dicen es los mamertos. Yo digo: ‘Ve, será que yo no estoy en el estándar de belleza de quienes los representan’”.

Ante eso, Dávila le preguntó si se sentía bonita, y fue allí que contó un par de anécdotas para contestar.

“Esa es una pregunta divertida”, apuntó, y continuó: “Soy muy autocrítica, demasiado exigente… no con los demás. No juzgo. Cada vez que voy a hacer algo que sea producto de mis prejuicios, inmediatamente me autocontrolo y digo: ‘Yo no puedo decir eso, no me importa, no es mi problema. Y lo hago conscientemente”.

Luego cabal se devolvió un poco a la pregunta inicial y confesó:

“¿Si me considero bonita? Más que bonita, el éxito que yo tuve, por ejemplo con el género masculino es porque yo he sido atractiva. Hay algo que gusta, ellos no saben qué es”.

Luego, recordó: “A mí me pasaba algo muy curioso con los hombres… Yo vengo de una familia [de Buga], sobre todo mi papá que es bohemio, es tenor. Tiene una discoteca de 1.500 discos de acetatos; él solo oye música en la aguja que existía antes porque dice que suena diferente. Entonces la cultura musical, la historia, todo lo que aprendí con mi papá me dio a mí un bagaje de cultura general más profundo que el promedio”.

Y completó su historia con las citas de su juventud: “A mí me da risa que siempre que salía yo con un admirador, eran tan brutos que yo decía: ‘Dios mío con este no se puede hablar’. Entonces, ah, que este estudia medicina en la Javeriana, pero solo hablaba del hígado y el riñón, no tenía ni idea de absolutamente nada. Encontrar eso para conversar no es fácil”.

La periodista la interrumpió y le replicó que ella era divertida y de buena conversación, y Cabal completó:

“Soy tan divertida que cuando yo veo a la Azcárate, yo digo que soy mejor que ella. Yo podía hacer un ‘stand-up comedy’”.

Dávila le dijo que si salía del Congreso podría dedicarse a eso, pero Cabal puntualizó que “el Congreso ya es un ‘stand-up’ permanente. Es un zoológico”.

El relato de cabal a partir del minuto 25 del siguiente video: