Sin embargo, cuando los criminales se abalanzaron a quitarles el vehículo, la mujer y el joven se defendieron y lograron quitarle el arma a uno de ellos y tumbarlo al piso, mientras que el otro intentaba ayudarlo sin éxito, informó Noticias Caracol.

En ese momento, al ver que había problemas con la ejecución del delito, se acercó al lugar una segunda moto con otro delincuente que los abordó con la intención de liberar a su compañero, acto que tampoco asustó a las víctimas, que continuaron batallando contra el sujeto.

“En esa pelea yo le alcanzo a quitar el revolver al muchacho, lo saco a correr y resulta que el arma era de fogueo, no era de verdad. Ahí quedó evidencia de todo lo que pasó, en las cámaras”, contó a Caracol el dueño de la moto que se iban a robar.

Mientras que el joven forcejeaba con el ladrón, la madre persiguió al otro, quien al percatarse de que la mujer iba con un casco en la mano, emprendió la huida, añadió el noticiero.

“Queda uno insatisfecho al saber que no tiene derecho ni siquiera a comprar sus cosas, de que uno trabaja para adquirir un bien de estos y ni siquiera le puede durar un día, porque el mismo día que me entregaron la moto llegaron 4 tipos a quitármela”, añadió el hombre.

Aunque él y su madre fueron a poner el denuncio ante las autoridades, la respuesta que les dio la Policía fue que como no hubo hurto ni heridos, prácticamente no pasó nada. “Fui a poner la queja por Internet y la plataforma no sirve. No hay apoyo de parte de la autoridad”.