Los dos implicados entregaron sus versiones de los hechos a medios de comunicación; por un lado, el abogado Jaime Lombana le dijo a El Tiempo que cuando estaba a punto de retirarse del establecimiento fue abordado por Mattos de manera agresiva.

“Me empezó a gritar. Yo le dije que no iba a hablar con él y me alcanzó a la salida. Ante su insistencia le dije: ‘Usted es un mafioso y no le voy a hablar’. En ese momento, llegó una mujer y lo abrazó por la espalda y luego llegó un policía y yo me fui”, explicó Lombana en el rotativo, y agregó que Mattos lo amenazó de muerte en varias oportunidades.

Por su parte, Jorge Mattos, hermano de Carlos Mattos, que a su vez tiene un pleito legal con un grupo que apodera Lombana en el caso Hyundai, le comentó a Vicky Dávila que el abogado empezó a insultarlo cuando se encontraba en la mesa con el cantante Fonseca, y le habría dicho “mafioso” y “te voy a meter preso”.

Luego de esto, según Mattos, salió del restaurante y se encontró nuevamente al abogado en el parqueadero del sitio, por lo que supuestamente aprovechó para preguntarle por qué había hecho eso, ya que pese a las diferencias siempre se habían saludado, añadió el periódico.

“Pero me empezó a gritar que yo era un mafioso y que me iba a meter preso. Yo le dije que era un estúpido pero nunca lo amenacé de muerte”, explicó Mattos a El Tiempo, y afirmó que ahí llegó un policía y se retiraron.