Gustavo Petro ha sido tendencia en las últimas horas, por cuenta del debate que se ha generado en torno al hecho de que no haya salido a marchar durante el paro nacional. El senador ha promovido las manifestaciones en todo el país y se pronunció a través de dos ‘alocuciones’, pero lo cierto es que no ha estado en la calle y sigue siendo una incógnita si se encuentra en Colombia.

Una de las personas que lanzó varios dardos contra el senador fue la alcaldesa Claudia López, que en una rueda de prensa le dijo al Gobierno Nacional que el diálogo nacional que adelantará en los próximos días debe ser con los jóvenes que marchan y no con “los que hacen videos desde lujosas bibliotecas y Zoom y no tienen un pie en la calle, y no controlan nada de la movilización”.

Esa declaración de la mandataria hizo que desde varios sectores se comentara la ausencia de Petro en las marchas, algo que su hijo Nicolás entiende como un plan de presión para que en las calles se atente contra la vida de su papá.

Así lo expresó en su cuenta de Twitter este jueves. “Temo por la vida de mi papá. Lo están presionando para que salga a la calle y así poder asesinarlo”, escribió en la red social el también diputado del departamento del Atlántico.

Durante todo el día fue tendencia la etiqueta ‘#PetroNoCaeEnLaTrampa’, promovida por seguidores del congresista que también concuerdan con el hecho de que, al estar en las marchas, la integridad de futuro candidato presidencial corre peligro. Lo cierto es que no se conocen amenazas concretas en el último tiempo contra la vida del exalcalde de Bogotá.

Sin embargo, como Petro, casi ningún congresista ha participado de forma presencial en las movilizaciones del paro nacional. Los políticos han brillado por su ausencia en las manifestaciones en todo el territorio nacional.

Este fue el tuit en el que Nicolás Petro se mostró preocupado por un posible atentado contra la vida de su papá: