Según el relato de la joven, que fue detenida durante enfrentamientos entre la fuerza pública y estudiantes en la Universidad Nacional, los policías nunca le pidieron sus documentos ni le informaron el procedimiento al que estaba siendo sometida, dijo en entrevista con CM&.

“Me sentaron en la orilla derecha del carro y nunca bajaron la ventana, ahí fue donde pude salir a pedir auxilio. Pensé en tirarme porque preferiría lastimarme yo misma a que gente del Estado y de la fuerza pública me agrediera o me pudiera hacer algo peor”, sostuvo Pérez.

La mujer mencionó que su única intención fue ayudar a su novio que estaba siendo agredido por agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios.

“En eso siento que llega como una tracalada de personas detrás de mí y me empujan, me jalan el cabello y me tiran al piso encima de las bicicletas”, agregó al noticiero.

Por su parte, Harold, pareja de Pérez, manifestó al medio que el Esmad le dejó a él dos heridas en la cabeza que necesitaron de varios puntos, laceraciones en la cara y contusiones en todo el cuerpo.