En ese espacio con Vicky Dávila, el senador Bolívar dejó claro que no apoyaba las expresiones violentas. Sin embargo, invitó a que las manifestaciones duren más días, como efectivamente ocurre desde el jueves pasado.

“Para mí el paro nacional del 21 es un grito de dignidad de un pueblo por siempre sometido y abusado que quiere ya expresarse pacíficamente en las calles, pero con contundencia… hemos dicho: no queremos paros de media hora y un aguacero y todo mundo,  para la casa”, sostuvo Bolívar a Semana, el pasado 12 de noviembre cuando se planeaba el paro del 21.

“No, no, nosotros tenemos que seguir el ejemplo (de) lo que han sido esas primaveras en África y ahora en Suramérica, incluso en Puerto Rico… y es que las marchas deben ser sostenidas. Siempre defiendo que sean pacíficas, pero tienen que ser sostenidas en el tiempo hasta que se logre el objetivo. Y eso es lo que queremos hacer con este paro del 21″, agregó.

Ante las afirmaciones y la invitación a que la gente saliera a marchar por varios días, Dávila preguntó: “¿Marchar para qué?”.

“No, son concentraciones. Los segundos días serían concentraciones…”, afirmó.

También dijo que no sabe qué es el Foro de Sao Paulo, “un grupo integrado por partidos y movimientos políticos, organizaciones sociales, dirigentes comunitarios, líderes sociales, campesinos e indígenas afines a la izquierda de América Latina”, según describe El Espectador.

“Yo ni siquiera sabía qué era eso cuando llegué a la política. Yo soy una persona que no viene de estos movimientos (…) la gente puede tener total seguridad que no estamos pegados de nada, menos de (Nicolás) Maduro, que no tiene nada que ver”.

Con base en lo dicho por el senador de izquierda, el plan del petrismo es continuar por las calles y seguir manifestándose en contra del Gobierno. Bolívar dice que hay que seguir el modelo de Chile, que protestó por varios días.

Esta es la entrevista del senador con Semana (Minuto 19:16):