Todo comenzó, según el relato de Sanín en esa red social, porque ella usualmente les pide a los conductores que están cerca de su casa y dejan el motor prendido mientras están parqueados, que apaguen sus carros porque contaminan el aire.

Acepta que este actuar es de “metida e imprudente”, pero que igual lo hace porque es una manera de activismo ambiental, el cual defiende. Hoy (jueves) se acercó a una camioneta con vidrios polarizados e hizo lo mismo, le pidió al conductor que apagara su carro.

Señor, está estacionado y tiene el motor encendido. Hay un problema de contaminación del aire en Bogotá. Por favor, apague”, dijo Sanín al hombre, de acuerdo con la publicación de Facebook, a lo que este respondió: “Tú quién eres acaso… Alimenta más bien a ese perro”, refiriéndose a la salchicha de la escritora, al cual ella misma define como “rechoncha”.

Al reconocer que conocía al sujeto y que era Jorge Visbal Martelo, la mujer decidió sacar su celular y grabar la situación donde le pedía, una vez más, que apagara su camioneta mientras estuviera parqueado.

“Después de mucha discusión verbal, y de que el hombre me quitara dos veces de la mano el teléfono y me empujara abriendo la puerta del carro, me dio un manotazo en la cabeza. Quedaron solo grabaciones fragmentarias, pues él me quitaba el teléfono una y otra vez”, denunció en su cuenta Carolina Sanín.

En ese mismo relato, acepta que le dijo a Visbal Martelo, “yo sé que usted es un paraco” y que él le respondió “guerrillera”, por lo que lo acusa de “calumnia grave”, al argumentar que él no tiene pruebas para decirle así, pero ella sí porque “el señor está condenado por concierto para delinquir y vínculos con el paramilitarismo, por lo cual no cometí ninguna calumnia”.

Por último, la sobrina de Noemí Sanín dice que decidió hacer pública esta situación, principalmente, porque tuvo la “imprudencia” de entrar a su edificio y teme un retaliación. “Cuento esto para protegerme y para recordarles a los señores de las camionetas que no son los dueños del aire que respiramos, aunque se hayan hecho dueños de toda nuestra tierra”.

Esta es la publicación de Carolina Sanín en Facebook: