Juanpis González y Gustavo Petro llegaron a ese tema, en una entrevista que le hizo el comediante, sin entrar en detalles, cuando el comediante le preguntó al congresista por qué tiene “el hablado” que lo caracteriza.

Petro empezó a contar que pasó por varios lugares. Creció en la localidad Fontibón, de Bogotá, en los barrios Santa Mónica, Barrios Unidos, Alcázares y Chapinero bajo, y luego se fue a Zipaquirá, porque a su papá lo trasladaron, donde empezó su vida política.

“Allá estudié. Al salir de la universidad fui personero municipal, mi primer cargo, […] Y de ahí me sacaron preso, siendo concejal de Zipaquirá, me habían elegido. Y siendo concejal me sacaron preso, arrastrado, a la tortura”, señalo el también exalcalde de Bogotá.

Fue entonces cuando Juanpis mostró resistencia: “¿Usted pretende que yo llore o qué es la güevonada de esta entrevista? Porque yo no voy a llorar”, le manifestó el entrevistador al senador.

“Eso es lo que se merecen ustedes por meterse en tanta güevonada, y por jodernos”, agregó el gomelo, al que Petro le dijo que no lo odiaba por eso.