Esa afirmación fue hecha por Benedetti en entrevista con Vicky Dávila, en Semana, este martes, cuando discutían cómo se están llevando en Colombia las precauciones frente a la emergencia sanitaria causada por el COVID-19.

Después de criticar que no hay adecuados controles en los aeropuertos y la respuesta tardía, para él, del gobierno de Iván Duque, juzgó el comportamiento de los ciudadanos en general.

Fue allí, cuando lanzó la denuncia de que en Barranquilla, el pasado sábado en el Country Club, se llevó a cabo una fiesta con más de 500 personas, a pesar de que el presidente había decretado la prohibición de estas reuniones, precisamente para evitar la propagación del coronavirus.

Usted supo que hubo una fiesta aquí en el Country donde tuvo que ir el general de la Policía y cerrar la fiesta porque se habían pasado de 500 personas”, le dijo Benedetti a Dávila en medio de la conversación y agregó: 

“Lo que le quiero decir es que eso significa que la gente no tiene conciencia de eso, a mí me da risa cuando hay gente que dice: ‘no creemos el pánico’. Me imagino que el general de la Policía empezó a contar y cuando ya iban más de 500 paró y no dejaron entrar a más gente, tuvieron que tumbar la fiesta”.

Enseguida, el senador del partido de la U aseguró que entre los invitados a esa fiesta estaba la hermana de una persona que dio positivo a coronavirus. “O sea, el contagiado que salió ayer (en Barranquilla), la hermana estuvo en esa fiesta”, zanjó.

Una de las medidas que sugirió Benedetti a Duque fue que, mientras se acaba la emergencia sanitaria, no se paguen créditos, bajen las tasas de intereses y se congelen las hipotecas, así como lo escribió en su cuenta de Twitter.

Lo dicho por Benedetti lo puede escuchar en este Facebook Live de Semana a partir del minuto 39:24”.