Medios como El Heraldo, La Libertad y Primero Noticias reportaron que varias personas les hicieron llegar fotos de lo que sería una emergencia, pues había un hombre en la calle con tapabocas que tosía y pedía ayuda mientras agonizaba.

Por un momento hubo confusión en el departamento, dicen, sobre todo porque la Policía acordonó la zona aledaña a la alcaldía y a la iglesia, lo cual elevó la incertidumbre.

También, porque al sitio llegó una ambulancia mientras el personal médico, con todos los elementos de protección, recogió al hombre y lo metió en una cápsula para aislarlo.

Por su puesto, la situación generó zozobra y las personas que estaban en la calle optaron por apartarse del lugar, según video que publicó Primero Noticias.

Pero después del susto, la Alcaldía de Galapa explicó que todo había sido un “simulacro”, y que el objetivo era reaccionar ante una “emergencia a paciente posiblemente infectado con COVID-19”.

De hecho, la administración compartió fotos de lo sucedido y agradeció a los organismos de salud y de emergencia por su participación, pues dijo que la actividad busca que las personas tomen conciencia sobre “la importancia de cuidarse de esta enfermedad que ha cobrado la vida de miles de personas en el mundo”.

Pero además de elogios, la alcaldía también recibió críticas en sus redes sociales por haber hecho un simulacro sin advertir a las personas, y hay quienes creen, todavía, que lo sucedido pudo haber sido “un caso real”.