En la mañana de este martes, al intervenir en la instalación del XII Foro Ministerial para el Desarrollo en América Latina y el Caribe, del PNUD, el presidente lanzó una frase que puso a dudar a los colombianos sobre su gestión para obtener la inmunización de los colombianos:

“Estaremos cerrando contratos en los próximos días y estaremos empezando en le mes de febrero un proceso de vacunación en Colombia”.

Muchos tomaron esa frase como una confirmación de que no se había cerrado ningún acuerdo, pero lo cierto es que el presidente no dijo esas palabras, como sí lo había mencionado textualmente semanas atrás.

Ante la especulación que generó, este martes se tomó unos minutos en su programa ‘Prevención y Acción’ para hablar sobre eso.

Duque dijo que en el proceso de búsqueda y consecución de vacunas que su gobierno cerró “el año 2020 ya con los acuerdos y los contratos de adquisición de vacunas“.

Además, dijo que 29 millones de colombianos tienen asegurada su vacuna, distribuida de esta manera:

  • 20 millones de dosis con el mecanismo Covax, liderado por la OMS, para 10 millones de personas.
  • 10 millones de dosis con Pfizer/BioNTech, para 5 millones de personas.
  • 10 millones de dosis con Astrazeneca y Oxford, para 5 millones de personas.
  • 9 millones de dosis con Janssen, para 9 millones de personas, pues en este caso solo se necesita una dosis.

El jefe de Estado puntualizó que la meta de su administración es tener 35 millones de colombianos vacunados y es ese número restante al que se busca llegar con los contratos que se firmarían en los próximos días y a los que hizo referencia en su declaración:

“Estaremos informando en los próximos días una vez se finiquiten los otros acuerdos para la adquisición del remanente de vacunas, de tal manera que cumplamos la meta del Plan Nacional de Vacunación”.

¿Qué dice el Ministerio de Salud sobre las vacunas contra el coronavirus?

En el mismo programa, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, profundizó en las negociaciones que se han hecho y los contratos que, aseguró, ya se suscribieron y insistió en que se está trabajando con otras farmacéuticas para tener acceso a otras vacunas y llegar a 35 millones.

“Colombia ha tenido una aproximación que se llama de portafolio; es decir, tener diferentes tipos de vacunas para permitir su uso en diferentes poblaciones y regiones del país. Hay casos en los cuales es conveniente una vacuna de una dosis porque permite llegar a zonas como la alta Guajira o el Chocó, donde es muy difícil la revacunación de la población”, dijo Ruiz.

Además, el ministro indicó que todas las farmacéuticas “exigen un acuerdo de confidencialidad, en el que el país se compromete a no revelar la información de los convenios, contratos, cantidades ni condiciones de las vacunas que está negociando; no es solo Colombia. Si no se firma, simplemente no tiene acceso; si se viola está sujeto a sanciones y a no recibir más suministro de las vacunas”.

Por eso, les pidió a las instancias públicas y privadas entender que es una información sensible con la que no se puede jugar para no “amenazar la salud pública del país”.

En ese sentido, más temprano otros funcionarios habían asegurado que se trata de una campaña de desinformación de quienes aseguraron que no existe ningún convenio firmado:

Por ejemplo, Víctor Muñoz, consejero presidencial Económico y de Transformación Digital difundió documentos para comprobar los convenios con Covax y AstraZeneca, también se conoció el de Pfizer:

Estos fueron algunos de los comentarios que se popularizaron en Twitter sobre la compra de las vacunas, y que el Gobierno tuvo que desmentir:

Pese a todo eso, lo cierto es que ninguna de las farmacéuticas ha enviado las primeras dosis a Colombia, como sí ha pasado con otros países de la región, y el Plan de Vacunación está siendo objeto de críticas por parte de los entes de control.

La Procuraduría, por ejemplo, dijo el pasado viernes que hay riesgo de incumplimiento de dicha planeación y que eso pone en peligro la salud de los colombianos; mientras que la Contraloría indicó este martes que el Ministerio de Salud debía ser más claro con el proceso de vacunación.

Aquí, los detalles entregados por el Gobierno: