“Soy madre humilde con cinco hijos y desplazada desde hace 12 años y vivo en un rancho de plástico y no tengo trabajo y no he tenido ninguna ayuda”, escribió a mano la mujer en un papel que apareció tirado en el baño de un restaurante de Puerto Carreño, capital de Vichada.

La mujer confirmó a Noticias Uno que durante el Taller Construyendo País, que se cumplió el pasado 29 de junio en esa ciudad, ella entregó el escrito al representante del uribismo por ese departamento Gustavo Londoño, con la esperanza de que el político se lo entregara directamente al mandatario, pero que la noticia del insólito hallazgo la sorprendió:

“Yo no me explico tampoco, ¿cómo va allegar esa carta en el baño? Si yo se la entregué en la mano a Londoño […] entonces yo pienso que la carta mía, que yo envié, no importó nada, que la botaron así”, lamentó la humilde mujer que dijo haber votado por Duque en 2018, según Noticias Uno.

La carta mía no valió”, reiteró Josefina Chipiaje a ese noticiero.

Por su parte, Gustavo Londoño admitió en un comunicado haber recibido esa carta, así como otras solicitudes para el jefe de Estado, pero que ese papel en particular se le cayó sin darse cuenta en un establecimiento de Puerto Carreño.

Sin embargo, este incidente no es el único que empaña la imagen del político uribista.

Según un informe de la Liga Contra el Silencio, el 31 de agosto de 2017 le fueron adjudicadas irregularmente unas 6.633 hectáreas de tierra baldía, en donde el representante tiene “600 cabezas de ganado, galpones, bodegas y pastos mejorados, con agua abundante de la quebrada La Bomba y del río Gavilán que desemboca allí mismo en el río Tomo”.

Por estos hechos,  el Tribunal Superior de Villavicencio  ordenó investigar a la jueza promiscua del circuito de Puerto Carreño, Derlis Vega Perdomo, que ordenó la entrega y exigió al Estado recuperar el predio que pertenece a la Nación, detalló La F.M.

Vea el informe de Noticias Uno: