Al principio, los bogotanos creyeron que se trataba de buses que habían llegado al país y que se estaban haciendo pasar como nuevos, a causa de un video de un usuario que se viralizó.

No obstante, el Sistema aclaró, en un comunicado divulgado por City Noticias, que esos buses no son de su propiedad y por lo tanto esa “flota no puede circular en ninguna de las troncales de Bogotá y el país”.

En ese sentido, el noticiero asegura que, extraoficialmente, conocieron que esos buses serían parte de la antigua flota de Transmilenio y estarían siendo modificados para que operen en Centroamérica, específicamente en El Salvador.

Al respecto, City Noticias se comunicó con Víctor Raúl Ramírez, gerente general de SI99, empresa dueña de los buses y que trabaja tanto con Transmilenio como con el Sistema de transporte de El Salvador, y este dijo que como los vehículos aún tienen “vida de uso”, los donarán al país centroamericano.

Entretanto, la noticia ha llegado a ese país que, según ElSalvador.com, tomó por sorpresa a los transportistas vinculados al proyecto para ejecutar la operación del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss).