“Uno de estos maestro tuvo la osadía de mandar sus genitales en un WhatsApp diciendo que era una obra de arte y que, en claro-oscuro, era considerado una obra de arte. Esas evidencias fueron pasadas a la Fiscalía”, corroboró en Noticias Caracol una profesora de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga, que apoya a las estudiantes.

Las denuncias de esos supuestos acosos sexuales se hicieron públicas esta semana, luego de que Rafael Picón, expersonero de la capital santandereana, acompañara en un plantón a las menores, donde acusan de esos actos a por lo menos 10 docentes de la institución.

“Uno de los testimonios que recibimos directamente es de una niña que en clase de música los docentes se le acercaban por detrás. Que en clases de educación física las ponían a dar más vueltas, a ciertas niñas, para mirarles sus partes íntimas; de igual manera, fotografías en blanco y negro de sus partes íntimas eran enviadas (por un profesor) y les decían que era arte”, aseguró Picón en el medio.

Incluso, una de las víctimas del presunto acoso, actualmente mayor de edad, le contó su caso a Vanguardia:

“El docente me acechaba, me decía cosas con doble sentido. En una oportunidad me dijo que hiciéramos el amor. Así me lo insinuó, sin darle nada. Me empujó contra la pared y me besó a la fuerza en la mejilla”.

Otra estudiante del colegio narró: “En clase de música, el profesor puso su mano sobre mi hombro, la empezó a bajar hasta llegar a mis glúteos, me dio una palmada y me dijo tranquila, no se preocupe que todo va a estar bien. Al día siguiente en la plataforma tenía la materia en 100”, citó el diario.

Las graves acusaciones tienen conmocionado al departamento y en el ojo del huracán a la rectora porque, según Picón, ella “debió ser más activa, más vehemente […]. Tenía la capacidad de denunciar, ya que esto está sucediendo no solo hace 15 días, sino que las niñas denuncian que han tenido que defenderse durante años de diferentes docentes”.

Sobre el hecho, la rectora del plantel Lilian Lizcano dice que ha actuado conforme a la ley, y confirma que sí existen las denuncias. Así lo expresó en el informativo:

“No hay más de 7 denuncias en contra de más o menos 4 profesores. Dicen que se sienten incomodas, se sienten acosadas por algunos actos y expresiones de los profesores. También por utilizar los chats con contenido sexual”.

Además, Picón señala que “uno de los padres de familia también denuncia que por pasarle la materia a una de sus estudiantes, (un profesor) solicitó dádivas de tipo sexual”.

Las denuncias, de acuerdo con el noticiero, se vienen conociendo desde el 2018 y los maestros continúan dictando clases en la institución; acerca de esos, la rectora se defendió y dijo que hasta que “no hayan sido vencidos en juicio”, ella no puede tomar decisiones.