“Él me dijo: ‘Yo fui al baño para orinar y cuando me estaba lavando las entraron a decirme que yo era feo. Me bajaron los pantalones y me pegaron palmadas en la cola’”, comentó la mamá del pequeño al noticiero CM&. 

Agregó que el menor solo tenía la cola roja cuando lo revisó, por lo que lo llevó a la clínica San Rafael para que lo examinaran.

De acuerdo con la mujer, el colegio donde estudia su hijo (ubicado en el sur de la capital) no tiene cámaras de seguridad en los pasillos. Según ella, allí puede pasar cualquier cosa y nadie responde. 

El noticiero informó que el Instituto de Medicina Legal está analizando las muestras del examen sexológico que le hizo al menor para determinar si se presentó un caso de abuso sexual. 

Mientras tanto, la Secretaría de Educación aseguró al mismo medio que el caso fue remitido al Instituto de Bienestar Familiar y a la Fiscalía General.

Cabe mencionar que en lo corrido del año el Distrito ha recibido 645 casos de abuso sexual a menores de edad.