Yo ahora no tengo miedo, haz lo que tú quieras Maduro, mataste a mi esposa, ahora mátame a mí”, exclamó fuertemente Jesús Alberto Jaramillo, reclamando la tremenda crisis que vive el país petrolero, específicamente en la parte de salud.

La mujer de mi vida murió porque estos delincuentes que están en el gobierno nos están matando de hambre y de salud. Por eso murió la madre de mi hija, ¿me entiende?”, añadió el caraqueño.

Jaramillo fue uno de los miles de venezolanos que marcharon el pasado sábado en contra de Nicolás Maduro y su dictadura, pidiendo que paren ya los apagones que tienen en vela a todo el país, principalmente porque se están quedando sin agua potable.

Cuando llegamos al hospital ni siquiera había un estetoscopio para tomarle la tensión. No había ningún equipo para reanimación. No había nada con que me la pudieran asistir“, explicó este venezolano.

Maduro insiste que las fallas eléctricas hacen parte de ataques cibernéticos por parte de Juan Guaidó y Estados Unidos. Este lunes tuvo que decretar un mes de racionamiento de luz, en busca de mejorías en el sistema.