Hasta ahora las autoridades no han confirmado de víctimas o daños, ni emitieron una alerta por tsunami.

El hipocentro del sismo fue localizado a 40 kilómetros de profundidad, según el mismo organismo estadounidense.

Según periodistas de AFP en Manila, los edificios del centro de la capital temblaron y algunas oficinas fueron evacuadas.

Filipinas se asienta sobre el llamado ‘Anillo de Fuego del Pacífico’, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados.

Terremotos de magnitud superior a 5 se registran de manera esporádica en el sur de Mindanao, Batanes y la región oriental de Bicol.