De acuerdo con el diario France Bleu, la adolescente falleció en la noche de este domingo en su casa, ubicada en el distrito 8 de esa importante ciudad francesa.

Según relata el mismo medio, Tiffen conectó su celular a una extensión y luego se metió a la tina para bañarse. Cuando estaba sumergida en el agua, trató de tomar el dispositivo móvil, se le resbaló y le cayó sobre su pecho.

La familia de la joven se percató rápidamente del accidente y llamaron a los servicios de emergencias. Al llegar la ambulancia, fue trasladada al hospital La Timone, pero los médicos no lograron salvarla y Tiffen falleció a causa de un paro cardiorrespiratorio, detalla el rotativo francés.

Sabemos que no debemos cargar nuestro teléfono cuando nos bañamos. Pero toda nuestra vida está en nuestro teléfono celular, en las redes sociales en particular. No se puede vivir sin él, incluso en el baño”, dijo a France Bleu un amigo de Tiffen.

Este evento recuerda en Francia el mismo caso con una niña de 10 años el pasado 17 de diciembre. La pequeña también murió electrocutada por usar su celular mientras se bañaba, finaliza ese diario.