El homicidio ocurrió el pasado lunes por la tarde cuando Pratt estaba caminando por la calle junto a 2 amigos, publica la cadena Abc.

La policía, citada por el mismo medio, señaló que en el lugar encontraron 15 casquillos de bala, las cuales fueron disparadas directo hacia la joven que murió instantáneamente. Además, sus acompañantes resultaron heridos y se recuperan en un hospital.

Siento como si me hubieran arrancado el alma. Esto es duro para mi familia. Muy duro”, dijo a la cadena estadounidense Kira Walton, prima de la adolescente.

“No dejaba de molestarla en Instagram, enviando fotos a la gente diciendo que era una prostituta. Jugaba con ella hasta el punto en que mi prima solía llorar por eso”, agregó Walton a Abc.

Por su parte, David Angelo, jefe del departamento de policía de Houston explicó que el crimen ocurrió, aparentemente, luego de una disputa en “redes sociales”, confirmando la teoría de la familia de la joven.

Según las pesquisas, el principal sospechoso del homicidio huyó de la escena del crimen en un auto Chrysler rojo, acompañado de 2 mujeres.

La familia de Mareja Pratt ahora pide al asesino que se entregue y que haya justicia.

“La familia fue lo primero. Ella amaba a su familia y se fue. Me la quitaron, me la quitaron, me la quitaron. ¡Solo tenía 16 años! Era un bebé”, se lamentó la madre de la adolescente en Abc.