El hombre, identificado como Tim Brown duró años planeando el traslado de su casa ya que, según la agencia AP, fue necesario trasladar semáforos y señales de tránsito para que el remolque pudiera pasar.

La vivienda —victoriana de 139 años, verde, de dos pisos y 6 habitaciones— fue trasladada de la 807 Franklin St, San Francisco (Estados Unidos), hasta 635 Fulton St, indicó la agencia de noticias.

En el camino, los transeúntes no pudieron ocultar su asombro al ver la gigante casa rodar, y registraron el insólito momento en videos difundidos en redes sociales, como se aprecia a continuación:

El encargado de la mudanza, Phil Joy —en declaraciones recogidas por AP—, aseguró que para hacer el traslado tuvieron que tener permiso de más de 15 entidades. Además, durante el camino se rompieron algunos parquímetros y hubo algunos problemas con ramas de árboles, como se ve en esta otra grabación:

El dueño de la casa tuvo que pagar 400.000 dólares (unos 1.400 millones de pesos) para trasladar su casa, que, de acuerdo con NBC News, ahora estará ubicada al lado de un edificio de 17 pisos y un antiguo depósito de cadáveres.