Matthew Harris publicó en su cuenta de Twitter la foto de una mujer sentada en uno de esos asientos sin respaldo, en el interior de un Airbus A319-111 que estaba realizando el embarque de pasajeros en el aeropuerto londinense de Luton, para un viaje de hacia Ginebra, publica el diario The Sun.

La asistente de vuelo pidió a la mujer que se quedara allí hasta que hubiera terminado el embarque. Una vez acabaron de subir los pasajeros, la mujer fue trasladada a otro asiento que quedaba libre“, describió Harris a The Sun.

Ante sus quejas, un portavoz de easyJet dio las gracias a ese usuario a través de Twitter por “llamar la atención” sobre esa situación.

“Antes de que podamos investigarlo, le pido que borre la fotografía y nos envíe un mensaje privado con más información, para que podamos ayudarlo”, le respondió ese portavoz, que firmó como Ross.

El usuario, sin embargo, se negó a aceptar esa petición: “Absolutamente no, esta es una foto real de un avión”, respondió en la red social.

Otro portavoz de la aerolínea explicó al rotativo británico que la mujer fue reubicada en uno de los cinco asientos libres que quedaban en el vuelo a Ginebra.

Ningún pasajero se sentó en esos asientos, que están inutilizados mientras esperamos a que sean reparados“, detalló esa fuente.

La seguridad es nuestra principal prioridad. easyJet opera una flota que cumple de manera estricta con todas las regulaciones de seguridad“, agregó el portavoz.