De acuerdo con The New York Post, Miranda fue apartada de su cargo el miércoles de la semana pasada por no ser un buen ejemplo para los alumnos, luego de que la foto empezara a rodar por integrantes de la institución.

John Ray, abogado de la docente, explicó que la foto fue enviada hace 2 años a su novio de ese entonces, otro profesor en un colegio diferente, y que no tienen conocimiento de cómo pudo llegar a manos de los jóvenes, explica el diario estadounidense.

En conferencia de prensa, Lauren Miranda se defendió y dijo que, además que la foto se obtuvo sin su consentimiento, no tiene nada ofensivo: “Es pura. Me estoy maquillando con una mano y me estoy tomando una foto en la otra”, explicó.

“Por medios desconocidos, un alumno la consiguió. El distrito escolar se apoderó de ella, reprendió a Miranda y la despidió porque sus senos estaban expuestos”, añadió el abogado, citado por el mismo medio.

Ahora, la profesora pide 3 millones de dólares (un poco más de 9 mil millones de pesos) y asegura que si esto le hubiera pasado a un maestro masculino, no habría sido “sometido al mismo tratamiento”.

“Lauren está justamente orgullosa de su torso femenino. Los senos de una mujer no son intrínsecamente libidinosos”, finalizó el abogado Ray.