El empresario español Nicolás Vallejo-Nájera, conocido como Colate, aseguró este miércoles a un medio mexicano que él no pidió que Paulina Rubio se hiciese la prueba de drogas en la que dio positivo en marihuana ni tampoco solicitó la custodia completa de su hijo.

“Nadie le ha pedido que se haga un análisis de drogas, me ha parecido que la audiencia fue absurda. Yo en ningún caso estoy pidiendo la custodia. Como he explicado muchas veces he sacrificado muchas cosas para que mi hijo tenga a su papá y a su mamá cerca y así voy a seguir”, declaró el empresario a Imagen Televisión.

Colate añadió que sí busca “cambiar algunas cuestiones” para que su hijo “esté mejor”.

Estas declaraciones llegan después de que se diera a conocer que Colate había expuesto durante una audiencia legal en los tribunales de Miami un material audiovisual mediante el que acusaba a la cantante de consumir drogas.

Se trataba del video que causó gran polémica entre sus seguidores en el que Rubio aparecía interpretando sus canciones y por el que, por ciertos movimientos, múltiples equivocaciones y a una extraña forma de actuar, muchos insinuaron que la cantante estaría consumiendo sustancias ilegales como cocaína, entre ellos Colate.

Al poco tiempo, y después de que ella misma se burlara del hecho en otra grabación, trascendió la noticia de que el exmarido de ‘la chica dorada’ había utilizado dicho video y argumentos como el maltrato físico y psicológico hacia el hijo de ambos para pedir la custodia del menor.

Sin embargo, este miércoles el empresario negó que su intención fuera el obtenerla por completo, según destacó en la entrevista con el medio local.

Ante dichas acusaciones, Rubio se sometió de forma voluntaria a una prueba toxicológica rigurosa, en la que, según señaló la abogada de lo familiar en Estados Unidos Sandra Hoyos la prueba únicamente fue positiva en el consumo de marihuana.

No es la primera vez que Paulina Rubio y su exesposo protagonizan un encontronazo, ya que desde su divorcio en 2012 han sido varias las ocasiones en las que se han enfrentado públicamente.

El proceso duró más de dos años, tiempo en el que acudieron en varias ocasiones a los tribunales debido a la división de bienes, la pelea por la custodia de su hijo Andrea Nicolás y la petición de Colate de sustento económico por parte de Rubio.

Incluso después de finalizado el proceso de divorcio, como en esta ocasión, tuvieron discusiones sobre con quién debe estar el niño.

La cantante inició su carrera tras abandonar el Centro de Educación Artística (CEA) de Televisa a los ocho años para intentar hacerse una carrera musical por su lado y pronto se integró en la Banda Timbiriche, formada en 1982 por jóvenes artistas que cosecharon mucho éxito.

Después se consolidó como una de las estrellas del pop latino por su carrera en solitario y a día de hoy continúa su andanza musical aunque llena de idas y venidas.