Paola dedicó un post de Instagram para revivir sus últimas horas con Jaime Garzón, quien era muy cercano a ella. Es más, relató de qué hablaron poco antes de que Germán Campuzano, que también ya murió, la llamara a decirle, antes de las 6 de la mañana del 13 de agosto de 1999, que habían matado al humorista, cuyo crimen adjudican al fallecido jefe paramilitar Carlos Castaño y a agentes del Estado.

“Justo la noche anterior, otro amigo de CM& me había gritado desde el otro lado del noticiero: ‘Deje de andar con Garzón que la terminan matando a usted también’”, narró la famosa, y continuó:

“Jaime y yo estábamos hablando del guión de una obra de teatro que teníamos en remojo, de unas ‘cuentas’ que teníamos pendientes, de una tutela que acabada de ganar y de la conversación que había tenido con Castaño desde la cárcel. Nos reímos y, tal como lo hizo tantas veces, se fue sin despedirse. Aunque no pensé que ese sería nuestro último encuentro, algo no me dejó tranquila, pero lo dejé pasar…”.

Despedida de Jaime Garzón en 1999

Artículo relacionado

Asesinato de Garzón cumple 20 años y se agota tiempo para que se declare de lesa humanidad

En su post, la exreina también aprovechó para destacar a Garzón como “el más grande referente e inspiración en nuestro país” que, según ella, “se fue para ser inmortal”.

Siempre lo tendré en mi corazón y en un compartimiento de mi cabeza del que no logra salir. Tampoco quiero que lo haga”, puntualizó.

El sentido mensaje, que compartimos a continuación, lo acompañó Turbay de dos viejas fotografías suyas junto a Garzón; en una, ella posa sonriente, mientra él le mira el busto, y en la otra, es ella quien lo observa a él.

View this post on Instagram

😞 Hoy hace 20 años, un poco antes de las 6am, mi amigo German Campuzano (QEPD) me llamó a contarme que habían matado a Jaime. Justo la noche anterior, otro amigo de CM& me había gritado desde el otro lado del noticiero: “deje de andar con Garzón que la terminan matando a usted también”. Jaime y yo estábamos hablando del guion de una obra de teatro que teníamos en remojo, de unas “cuentas” que teníamos pendientes, de una tutela que acabada de ganar y de la conversación que había tenido con Castaño desde la carcel. Nos reímos y tal como lo hizo tantas veces, se fue sin despedirse. Aunque no pensé que ese sería nuestro último encuentro, algo no me dejó tranquila, pero lo dejé pasar… . Jaime se fue para ser inmortal. Nada que hacer; es el más grande referente e inspiración en nuestro pais. Siempre lo tendré en mi corazón y en un compartimiento de mi cabeza del que no logra salir. Tampoco quiero que lo haga. 🖤 #jaimegarzon #20anos

A post shared by P A O L A T U R B A Y (@paolaturbay) on