En tonos sepia, con el pelo alborotado que lo caracteriza cuando no está en personaje, la cara seria y la mirada fija, fue como vieron los productores a Juan Pablo Espinosa antes de convertirse en el reconocido actor de hoy.

El recordado ‘secretario’ contó que esa fotografía “siempre será muy especial” para él, pues Jose Vicente Daza no solo fue el primer fotógrafo con el que trabajó, sino que se convirtió en un gran amigo que terminó compartiendo con su círculo de amistades, en fiestas de Halloween que organizaba el actor y muchos otros momentos.

“Nos duele intensamente tu partida Jose 💔. Nos has dejado plasmado todo tu amor en cada fotografía”, añadió Espinosa en su publicación.

Juan Pablo está radicado hace años en Los Ángeles, en donde vive con su novio.