La participante indicó en el programa que todo sucedió cuando ella tenía apenas 8 años: Tatiana quiso ayudarle a su mamá a moler el maíz y, de repente, la máquina se estancó, por lo que ella metió su mano derecha para ayudar con el proceso. De un momento a otro, el dedo índice, el pulgar y el del medio se le atoraron.

Fue “un dolor que, de verdad, no se lo deseo a nadie”, manifestó la participante, y luego indicó que ese hecho partió su vida en 2. Como la mamá de Tatiana “se sintió muy culpable” por lo que le ocurrió, ambas tuvieron que ir a psicólogos para superar el accidente. Al final, para cambiar de ambiente, la madre la abandonó, igual que a su padre y su hermana.

Tatiana, a quien se le conoce como ‘Fénix’, se reencontró con la mamá cuando tenía entre 12 y 13 años, y le pidió que se la llevara de donde vivía.

Además del abandono de su madre, la participante contó en ‘La Red’ que tuvo que sufrir las burlas de sus compañeros, quienes hacían chistes crueles sobre ella por no tener 3 de sus dedos.

Por fortuna, según su relato, ‘Fénix’ siempre fue una persona fuerte y no se dejaba afectar por los comentarios que hacían de ella. Gracias a todo esto, ella se volvió “una mujer más ruda” y aprendió a defenderse. “Yo no me dejaba”, concluyó.