Eso contó el comediante en ‘Día a día’, donde confirmó que ahora se dedica a la venta de tapabocas, que por esta época son muy usados, pues en sus palabras: “En tiempos de crisis hay dos clases de personas, los que lloran y los que venden pañuelos, y yo dije: ‘¡Pañueloooos!’”.

La decisión de invertir sus ahorros en esos productos, que le llegaron a un amigo en un “contenedor de la China” que también traía antibacteriales, la tomó el famoso luego de evaluar la situación a la que se enfrentaba y para intentar sostener de alguna manera el negocio de los carros, que está quieto, pero genera varios gastos, dijo en el programa.

“Uno va mirando los ahorritos, lo que uno tiene, y uno dice: ‘¿Pa’ cuánto tiempo nos alcanza esto? —son los seguros de los carros, la renta de las oficinas, la renta de tantas cosa… son muchísimos gastos— Bueno, con la plata que tenemos sobrevivimos un mes, mes y medio, dos meses, y si no toca empezar a vender carros o miramos a ver qué hacemos. El problema es que no era yo, son cientos de compañías de carros que salieron a vender sus carros’”, relató Piter Albeiro en el matutino, y continuó:

“Al final, lo que pensé fue: ‘Más bien invierto este dinero en una cosa que me produzca algo y con las utilidades de esto cubro algunos gastos y me siento como trabajando’. Mi amigo del contenedor me llamó y yo le dije: ‘Yo le meto una plata a eso’. Cuando llegué a mi casa con todo ese poco de cajas de tapabocas, mi mujer preguntó: ‘¿Esto qué es?’. ‘Es que ahora voy a vender tapabocas’, le respondí. […] Fue muy chistoso, porque empecé a escribir por WhatsApp y unos amigos me contestaron: ‘Claro hermano, yo le ayudo; tráigame, yo le ayudo a vender’”.

La entrevista con Piter —que no es el único comediante que ha aprovechado la crisis, ‘la Gorda’ Fabiola también— fue en vivo y se pudo escuchar por Caracol Televisión en la mañana de este martes.

En la conversación, el humorista, aparte de contar algunos chistes, también habló de otros trabajos de rebusque que ha tenido a lo largo de su vida, del fallecimiento de su padre durante la cuarentena y de un pequeño accidente que tuvo recientemente, entre otras cosas.