Las razones las dio la intérprete de ‘Malibu’ durante una transmisión en vivo que hizo junto a su amiga Demi Lovato.

En medio de la conversación, Miley recordó el matoneo que sufrió en redes sociales por su cuerpo, que terminó desatando una batalla con sus inseguridades.

“Estaba tan delgada y tan pálida que me seguían poniendo al lado de un pavo, y me sentía tan mal conmigo misma que no usé un bikini durante dos años y nadie pensó que alguna vez me haría sentir de esa manera”, dijo la joven cantante.

Más adelante, Miley reflexionó sobre cómo los memes son divertidos hasta que uno es el protagonista, pero también explicó que usó eso para emprender otro camino: “La gente hizo gifs y eso fue una llamada de atención para querer usar mi plataforma para un propósito más grande”, dijo, refiriéndose a su fundación Happy Hippie, con la que ayuda jóvenes que luchan contra injusticias sociales, “desde asuntos LGBTQ hasta indigentes y otras situaciones vulnerables”, según Us Weekly.

El ser centro de burlas no solo afectó a Miley en la percepción de su cuerpo, sino de cara a sus fans, pues sintió que su imagen de mujer segura y que no pide disculpas por nada quedó como una farsa. 

“Cuando me vestía con mis pequeños leotardos me ponía cuatro pares de medias porque estaba muy insegura ”, recordó, como se puede escuchar en el siguiente video, que capturó el ‘live’ de las dos famosas: