Cuando aún estaba en el colegio, Maluma vivió la separación de sus papás. Su madre nunca había trabajado, porque “Luis Alfonso [su esposo] siempre tuvo sus muy buenos empleos, pero terminó en una situación muy dura”, dijo Marlli Arias, la progenitora del cantante.

En ese momento de “caos”, como lo definió Maluma, “la situación económica en la familia se va al piso” y él no se quedó cruzado de brazos. “A pesar de estar muy joven, le digo a mi mamá que vamos a buscar la manera de salir adelante, que no nos podíamos hundir en un problema familiar”, contó.

Luego de una pausa, el intérprete de ‘HP’ continuó con su historia: “Yo le digo a ella que con la poca plata que tenía en el bolsillo, que me diera para hacer sándwiches y yo venderlos en el colegio”.

Además de los emparedados, Maluma se iba para ‘el hueco’ de Medellín a comprar dulces para, también, venderlos a sus compañeros. “La plata que hacía, me la daba y me decía ‘mami, esto es para que compres la leche y lo que necesites para mañana”, recordó Marlli.

“Juancho me decía, ‘mira, con esto me compras para hacer más sándwiches, y lo otro te lo gastas en lo que necesites, a mi no me des nada’. Eso fue un apoyo que yo decía ‘Dios mío, mi niño tan chiquito y es el que me da para un desayuno o para un almuerzo’”, añadió la mamá del artista.

Según Maluma, ese duro momento familiar fue el que le dio la mentalidad de emprendedor a muy corta edad.

El fragmento sobre este episodio en la vida del paisa se puede escuchar a partir del minuto 13 del siguiente video.