La barranquillera interpretó sus clásicos y transmitió a sus seguidores esos toques salseros que viene trabajando desde hace un par de años durante el ‘Tortazo romántico’, con el que se reactivaron las grabaciones presenciales de este escenario de Idartes.

Es duro ver esto solo, porque esto es contacto. Se me aguan los ojos otra vez. Me emociona saber que seguimos vivos, que no podemos vivir sin esto [el arte]. Me hacía falta. Me alegra que La Media Torta se le haya medido a seguir empujando”, dijo entre lágrimas la cantautora.

Maía, que hace algunos días se animó a mostrar su cédula y habló de su edad, desnudó su alma en tarima y quiso recordarles a sus seguidores que no hay distancia lo suficientemente grande cuando “la música acompaña” y, sobre todo, si se hace desde el corazón.

Al escenario, solo llegó la artista junto a quienes hicieron el montaje de la tarima, sus músicos y los encargados de las luces; no hubo ni una sola persona sentada en los fríos escalones de cemento, que durante años retumbaron entre euforia, aplausos y gritos.

Teniendo en cuenta que es el mes del Amor y la Amistad, la Alcaldía quiso llevar a la casa de los colombianos un poco de la magia que se vive en este espacio, que ha vibrado con obras de teatro, música, baile y hasta cuenta chistes.

Aquí, la reacción de la artista sobre lo que sintió en tarima que, si bien fue un alivio volver a sonar en los altavoces, también le produjo nostalgia no tener a su público cerca: