Así lo dice en Vea y lo reforzó en una publicación en su cuenta de Instagram en la que subió la portada de la revista: “Ser mamá es una maravilla, pero no un cuento de hadas”.

Y es que, contrario a todas las bellezas de las que hablan la mayoría de mamás, Laura sí destapó varias verdades que callan muchas mujeres en esta etapa de su vida, sin dejar por fuera el gran amor que le despierta su pequeña Allegra.

En la entrevista con la revista, Laura Londoño recordó las dos primeras, y muy difíciles, semanas después de dar a luz, en las que no solo estaba agotada, si no a las que se sumaron “el dolor de la cesárea, el sueño y la lactancia. Se me rajaron los senos. Al tiempo que me salía leche, me brotaban sangre y lágrimas”.

Además de los temas físicos, Laura estuvo a punto de separarse por el “desequilibrio hormonal y emocional” que vivió en esa época.

Según ella, las campañas comerciales sobre la maternidad venden una mentira: “De hecho, es el momento de mi vida en que más me he visto confrontada con mis miedos […] Te sale a la luz todo eso de ti que no te gusta”, añadió la actriz.

La revista Vea con la entrevista completa a Laura Londoño ya está en puntos de venta.