Durante la grabación, de la que también hizo parte Kourtney Kardashian, Oliver preguntó: “Si hubiese un fumador [en su familia], ¿quién sería?“, a lo que la mayor del clan señaló a su hermana, y ella admitió el hecho.

Soy una ‘fumeta’“, confesó la hija menor de Kris Jenner, de 24 años, y luego agregó: “Nadie lo sabe, así que es la primera vez que realmente digo algo”, dejando claro de este modo que no era un tema de conocimiento público.

El tema surgió en el espacio luego de que las hermanas comentaran que Kylie Jenner, madre de Stormi y expareja de Travis Scott, es la más “relajada” e “imparcial” de todo el clan.

Sin embargo, Kendall no es la única de la familia que ha admitido públicamente este tipo de consumo, pues en 2018 Kim dijo en un episodio de ‘Keeping up with the Kardashians’ que estaba drogada en el video sexual con el que se hizo famosa.

Cabe mencionar que hace algunos días la familia anunció en redes el fin del ‘reality’ más largo de la historia, en el que se conocieron insospechados detalles de su intimidad y por el que fueron premiadas en varias oportundiades.