Muy afectada, y luego de repasar una vez más la historia de cómo se dio la intervención que le ha traído dolores de cabeza y la ha obligado a tener más de una cirugía (y otras que tiene pendientes), Jessica aprovechó los micrófonos de la emisora para aclararle a la gente sus sentimiento hacia el cirujano que una vez fue su amigo.

“Yo no tengo ninguna batalla personal con nadie. Yo a Martín, gracias a Dios, ya lo perdoné. Gracias a Dios, el Señor me mostró el camino, entonces yo no lo estoy juzgando a él. Él tiene su propia conciencia y él sabrá qué hace”.

Más adelante, cuando le preguntaron sobre lo que quiere de Carrillo, Jessica dejó claro que “solo quiero la verdad, yo no lo estoy pidiendo a él dinero”, a pesar de que hace unos años sus abogados le aconsejaron pedirle la suma de 400 millones de pesos en una conciliación, para “medio suplir todos los daños económicos”. En esa instancia no se llegó a un acuerdo, cosa que hoy agradece Cediel. “A lo largo del tiempo digo ‘gracias a Dios, mejor’, porque en este momento, después de que tú empiezas a interiorizar esta situación, te das cuenta que ni con todo el oro del mundo que te den, jamás vas a recuperar tu salud. Jamás”.

Entre lágrimas, la presentadora añadió que “a Martín no le deseo lo peor, a diferencia de lo que los demás puedan tratar de vender. Yo, a Martín no deseo que le pase nada malo. No desee nunca la cárcel para él, no deseo dinero de él. Lo único que yo quiero es que como ser humano, reconozca que él falló. A mi, gracias a Dios, no me interesa perjudicarlo en lo absoluto […] Martín Carrillo, si me están escuchando en este momento, por favor, ¡di la verdad! [llanto].”

Al final de la entrevista, Jessica Cediel reiteró que a Martín simplemente “le deseo lo mejor. Ojalá pueda tener la reconciliación con él mismo y con Dios, porque nadie es nadie para juzgar a nadie, y el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra […] A mi me interesa que él florezca, que siga adelante. Yo no tengo nada personal con él. Simplemente mi experiencia de vida y de salud con él fue desastrosa”.