El pasado miércoles el actor hizo oficial la solicitud de divorcio y, ahora, Miley decidió ponerle fin a todos los rumores que rodeaban su sonada separación, que tomó por sorpresa a más de uno, pues no alcanzaron a cumplir un año de casados.

Mediante un hilo en Twitter, que replicó en Instagram, la artista aclaró el panorama para todos:

“Puedo aceptar que la vida que he escogido significa ser todo el tiempo completamente abierta y 100 % transparente con mis ‘fans’, a los que amo, y con el público en general. Pero lo que no puedo aceptar que estén diciendo que estoy mintiendo para encubrir un crimen que no he cometido. No tengo nada que esconder“.

Además, aceptó que durante su época de adolescente hizo varias locuras y que claramente todo el mundo fue testigo de esto. Incluso, dijo sin problema que puede que ella sea la famosa que más aparece desnuda en internet, pero que todo esto no quiere decir que no haya cambiado y que su vida no hubiese sido diferente al lado Liam.

“No es ningún secreto que he salido mucho de fiesta durante mi adolescencia y en mis 20. Que no solo he fumado marihuana, sino también defendido su uso. Que he experimentado con todo tipo de drogas. De hecho, mi canción más famosa hasta la fecha habla de bailar balo los efectos de MDMA (éxtasis) e inhalar rayas en el baño“.

“He arruinado y engañado en relaciones cuando era más joven. Perdí un contrato enorme con Walmart a los 17 por fumar en una pipa. Me corrieron de un hotel en Transilvania por comprarle a Liam un pastel con forma de pene por su cumpleaños y lamerlo. He cantado desnuda sobre una bola de demolición”.

Probablemente hay más fotos desnudas de mí en internet que de cualquier mujer en la historia.

Pero la verdad es que una vez que Liam y yo nos reconciliamos estaba comprometida con él y solo con él. Aquí no hay secretos que esconder. He aprendido mucho de todas las experiencias que he vivido en mi vida. No soy perfecta ni tampoco pretendo serlo. Me parece aburrido. He crecido delante de todos ustedes, pero la idea esencial es que he madurado“.

Puedo admitir muchas cosas, pero me niego a admitir que mi matrimonio terminó por una infidelidad. Él y yo hemos estado juntos durante casi una década. Lo dije antes y sigue siendo cierto, amo a Liam y siempre lo haré. Pero tuve que tomar una decisión saludable para mí misma, para dejar atrás una vida anterior. Estoy más sana y feliz que nunca. Pueden decir muchas cosas de mí, pero no soy una mentirosa”.

“Estoy orgullosa de decir que simplemente estoy en un lugar muy diferente del que estaba cuando era joven”.