A través de sus historias de Instagram, la modelo denunció a la mujer que, explicó, usaba la línea de Whatsapp mediante la cual ella comercializaba sus productos de belleza para desviar a sus clientes hacia otro número de teléfono donde se completaba la transacción con “productos piratas”.

“Hoy la descubrí robándome. Me roba hace muchísimo tiempo. También los estaba robando a ustedes porque los productos originales solo los consiguen conmigo […]. Me robó demasiado, muchísimo y descaradamente. Era, literal, mi mano derecha”, contó Marcela Reyes, quien hace unos días organizó un criticado evento masivo en medio de la pandemia de la COVID-19.

La ‘influenciadora’ incluso publicó un video en el que se le vio reclamándole a la mujer que, según ella, “vendía sus cosas”. No obstante, prefirió cubrir la cara de esa persona con un emoji, y aclaró que prefería no exponerla ni publicar su nombre, pues primero había decidido pedirle que cerrara esa línea de venta y “que no me siguiera robando porque si no iba a entablar una demanda”.

Aproximadamente 3 horas después de compartir la situación con sus seguidores, la también presentadora afirmó que le empezaron a llegar mensajes en los que le advertían sobre los antecedentes de la presunta estafadora, sobre los cuales publicó las capturas de pantalla que compartimos a continuación:

Instagram: @marcelareyes.
Instagram: @marcelareyes.

“Resulta que hace pocos minutos acabo de recibir una amenaza por parte de ella, donde me está amenazando con su familia. Entonces esto ya se puso peor porque quiero hacerlo público. Si a mí me pasa algo o a mi familia le pasa algo, el único problema que tengo en este momento es con esta mujer que me estaba robando, que era mi asistente y mi mano derecha”, concluyó Reyes.

Cabe recordar que, a finales del año pasado, el youtuber Nicolás Arrieta expuso una supuesta estafa de parte de la DJ en un concurso.

A continuación, los videos con las historias de Instagram donde Marcela Reyes, que así se veía antes de sus cirugías, denunció a la presunta estafadora y sus aparentes amenazas: