En el video de más de 25 minutos de duración, Loaiza contó con detalles la terrible situación que vivió la semana pasada cuando estuvo de viaje por la Guajira junto a su novio y amigos.

Aunque la caleña etiquetó en la publicación a la Policía y algunas autoridades de la Guajira, no dejó claro en su relato si hizo una denuncia formal ante la Fiscalía para que quede constancia del caso.

La modelo, que cuenta con más de 2 millones de seguidores en Instagram, dijo que fue al norte del país junto a una expedición de camionetas 4×4, en la cual participaron más de 60 autos.

Aunque en varios momentos aclaró que la Guajira es un lugar bellísimo y que la mayoría de la gente es humilde y de gran corazón, Elizabeth narró que varias personas fueron groseras.

Sin embargo, nunca se imaginó que un paseo que siempre había querido hacer, estaba cumpliendo un sueño, terminara en pesadilla. Todo comenzó, según la modelo, cuando en el Cabo de la Vela un indígena wayúu tuvo un encontronazo con un joven que manejaba un bugui.

En medio de la discusión, denuncia, el wayúu hirió con una piedra en la cabeza a un fotógrafo de la expedición. Luego de ello, cuando regresaron al hotel e iban a salir a echar gasolina a las camionetas, no los dejaron salir, a pesar de que había presencia de policía y una corregidora.

“Nos dijeron que no podíamos salir del hotel si no les dábamos 15 millones de pesos”. A pesar de que dijo que iba a hacer la denuncia a través de redes sociales, continuaron con la extorsión. “Primero es secuestro, nos tienen en el hotel y nos dicen que no podemos salir y, segundo, nos están extorsionando”, expresó Loaiza en su Instagram.

“Pedían la plata porque supuestamente a uno de ellos se le abrió la cabeza, nosotros nunca vimos a esa persona, pero nuestro fotógrafo sí tenía un chichón gigante. Nos dijeron que se le pegó a un cacique y que si no dábamos los 15 millones de pesos, no podíamos salir del hotel”, explicó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Elizabeth Loaiza Junca 👩🏼 (@elizabethloaiza)

Incluso, señaló, les dijeron que si no entregaban el dinero en efectivo, tenían que dejar una moto, que según la modelo caleña vale unos 200 millones de pesos.

Después de discutir por horas y ver que no tenían otra salida, Loaiza indicó que entre ella, su novio, la organización y demás participantes que se estaban quedando en el mismo hotel, reunieron 6 millones de pesos para que los dejaran salir.

“Nos extorsionaron en la cara, nos robaron en la cara, nos secuestraron en la cara y nadie hizo nada…. La corregidora, jmmm, la Policía, jmmm. Que eran las leyes wayú y que teníamos que dejarnos robar”, dijo indignada.

También denunció que de camino a Punta Gallinas salieron personas con niños, cadenas de moto y guayas, como una especie de retén, y no los dejaban pasar si no les daban plata. “Son más de 100 retenes que te salen niños con guayas, palos y machete y se ponen furiosos si no les dan plata. No les dimos plata, pero sí comida”.

Ustedes creen que yo vuelvo a la Guajira, no vuelvo ni porque me paguen. Si yo hubiera contado esto estando allá, me matan y me dejan allá enterrada”, finalizó Elizabeht Loaiza en su Instagram, añadiendo que de vuelta tenían que pasar por el Cabo de la Vela, para nadie de la expedición quiso parar.

En la publicación, que subió sobre el mediodía de este sábado y que ya cuenta con más de 70.000 reproducciones, la modelo dio los nombres de los presuntos delincuentes que la extorsionaron y la secuestraron. Se trata de 2 hermanos, identificados como  Linny Palacios Bernier y Beiny Palacios Bernier.

Elizabth Loaiza denuncia que la extorsionaron y la secuestraron en el Cabo de la Vela (Guajira)